Cómo lavar un traje de forma correcta

Si eres de esos que ama vestir de traje, sea casual o clásico, debes saber cómo lavarlo de forma correcta para no dañarlo y que pueda conservarse por mucho tiempo.

Pero en esta entrada vamos a dedicarnos a hablar de los distintos procesos que se llevan a cabo para el lavado de un traje, ya sea que decidas hacerlo en casa o enviarlo a una tintorería para que se encargue de todo.

Última actualización el 2020-10-30 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Amazon Afiliados

 

Lavado en seco

Varios expertos en el tema recomiendan lavar en seco el traje, luego de cada uso. Esto se debe a que el sudor puede hacer de las suyas; por ejemplo, puede decolorar el traje o puede incrustarse un mal olor que será difícil de quitar.

El cuerpo suda, sea en climas fríos o cálidos. Lo ideal es que lleves tus trajes a la tintorería cada vez que los uses. Y si por el contrario decides apilarlos para el fin de semana, debes conservarlos en un lugar en el cual no se arruguen; cuelga el traje correctamente tan pronto lo uses.

Lavar en lavadora

Bien, con respecto al lavado en lavadora, no es recomendable, menos si piensas en pasarlo por la secadora, pues el calor tiende a fijar las manchas y el sudor en la tela del traje; no es ideal para quitar arrugas.

Pero sí hay una técnica que permite lavar a máquina sin fallar en el intento. En primer lugar, debes configurar la lavadora para un lavado delicado y luego procedes a voltear las prendas y deberás doblarlas perfectamente.

Haz todo el proceso de plegado y enrolla el traje de abajo hacia arriba. Debe quedar bien presionado pero sin causar arrugas innecesarias; de este modo, en lavadora, se disminuye el impacto y agitación. Finalmente, debes dejar que se que naturalmente, con poco sol.

Lavado a mano

Antes del lavado a mano debes revisar las etiquetas de los trajes para identificar qué sustancias no debes aplicar. Sin embargo, es recomendable lavar las prendas productos naturales, tales como el limón, vinagre, y bicarbonato de sodio.

Pero ten en cuenta que esta medida no debe ser recurrente. Quizás será un plan B en caso de no poder ir a la tintorería o no querer lavar en máquina. Por otro lado, puedes intentar lavar a mano con detergentes ideales para trajes.

 

Mantenimiento del traje

Aunque no es algo tan recomendado, hay quienes prefieren planchar sus trajes. Pero lo cierto es que la exposición a altas temperaturas puede las fibras de la tela.

Para esto, la mejor alternativa es usar un vaporizador vertical, que deja liso el traje y también libre de arrugas. No obstante, si no cuentas con este artefacto, puedes usar la plancha tradicional con un paño sobre el traje, para proteger la tela.

Con respecto al uso del traje, se recomienda que sea (máximo) dos veces por semana, si es tan necesario o estás en un apuro. Pero el sudor es un tema que no debe ser pasado por debajo de la mesa; las telas necesitan respirar y ser higienizadas.